La Comunidad de Madrid ha emitido una nueva normativa la cual valora positivamente el uso de sensores de cama como tecnología de detección de actividad de los usuarios, la detección de caídas o la salida de camas.

Dicha normativa valora, en especial, la existencia de receptores de estas alarmas y que la tecnología propuesta sea inalámbrica.

La aportación de este tipo de soluciones se tendrá en cuenta a la hora de valorar la propuesta de concierto de las residencias privadas de la Comunidad de Madrid.

Soluciones propuestas

Situaciones como la detección de actividad, caídas o el abandono de camas se pueden abordar con diferentes dispositivos de la marca NEAT. Desde Miray Consulting queremos presentar las siguientes soluciones tecnológicas : 

Detector Smile Fall

Los sensores de caídas son una herramienta muy útil dentro de los sistemas de atención, detección de actividad y cuidados a los mayores, ya que proporcionan una mayor seguridad e independencia al usuario, facilitando el trabajo de los profesionales de los centros geriátricos y ahorrando esfuerzos a los proveedores del servicio. 

Es por esto que, el Grupo Neat ha desarrollado SMILE FALL, una cómoda pulsera con dispositivo de alarma que monitoriza a los usuarios en riesgo detectando caídas y reportándolas automáticamente. Sus características principales son las siguientes:

  • Incluye unidad de caídas.
  • Formato pulsera.
  • Lanza una alarma si se pulsa sobre el botón de la unidad o bien si detecta la caída del paciente.
  • Te permite cancelar la función “pulsación de alarma” si no se va a utilizar. 
  • Es fácilmente implantable en los centros geriátricos.

Detector PIR II

Desde Miray Consulting, una de nuestras premisas fundamentales cuando ofrecemos nuestros servicios residenciales es ofrecer herramientas que permitan crear espacios libres de restricciones y que favorezcan que las personas puedan salir de sus habitaciones y moverse libremente sin poner en peligro su seguridad. 

Con el objetivo de responder a estas necesidades, Neat ha desarrollado PIR II, un sensor de movimiento inalámbrico avanzado. Este controla la presencia de personas y sus movimientos. Se puede utilizar para controlar los movimientos fuera de la cama, así como los movimientos en una zona predefinida previamente. Cabe destacar las siguientes aplicaciones: 

  • Esta unidad detecta únicamente presencia, no discrimina quién es la persona detectada. 
  • Es recomendable poner la unidad al pie de la cama de las habitaciones afectadas.
  • Los auxiliares cuentan con el receptor de alarmas, el cual podrá gestionar los avisos que reciba del aparato.
  • El usuario no tiene contacto físico con el dispositivo.
  • No requiere instalación, es fácilmente implantable y es muy fácil de moverlo hacia otra habitación.
  • Controla ambos lados de la cama.

Sensor de cama

BED es el nuevo sensor de cama diseñado por Neat para una total comodidad tanto de los usuarios como del personal de atención de los centros asistenciales, facilitando la detección de actividad de los pacientes.
Su novedoso diseño tiene la forma de un cinturón, con sólo una anchura de 10 cm. Se adapta perfectamente al colchón o a la silla del paciente para que pase totalmente desapercibido, garantizando la máxima comodidad del usuario. Pero, ¿cuáles son sus funcionalidades principales? 

  • Funciona por capacitación: Detecta la corriente estática del cuerpo humano y funciona por contacto, sin necesidad de ejercer presión. Esto permite controlar si un usuario se ausenta un corto periodo de tiempo o bien si se ha caído, pero suelen ser útiles de noche básicamente, en horarios restringidos.
  • Permite un control básico por horario, se desactiva en aquel horario en el que lo habitual es no estar en la cama y se activa cuando el paciente se encuentra en ella. 
  • Es recomendable utilizar de 1 a 2 sensores por cama, dependiendo del tipo de paciente para así cubrir las zonas de la cama en la que el usuario puede estar apoyado mientras duerme. 
  • Esta también es una solución fácilmente implantable.

Las 3 soluciones propuestas por Neat han sido desplegadas en muchos de los centros con los que trabajamos, pudiendo convivir todas ellas con los mismos receptores de alarma, no son excluyentes y, al contrario, permiten adaptar la solución no ya al centro, si no a cada habitación, a cada usuario.

Desde Miray Consulting somos muy conscientes que los centros geriátricos necesitan soluciones especializadas para garantizar el correcto funcionamiento del mismo así como el bienestar de sus pacientes. 

Si necesita más información sobre los sistemas Neat de soluciones para los mayores no dude en contactarnos, ¡estamos aquí para ayudarle!