Las comunicaciones de la empresa han cambiado de forma radical en los últimos años, y con ellas nuestra forma de trabajar. Como rezaba un anuncio de Telefónica hace unos años…

“¿Recuerdas cuando llamabas a un sitio y no a una persona?”

 

Las centralitas telefónicas actuales permiten la integración de los teléfonos móviles de la empresa en las comunicaciones internas ofreciendo toda una serie de ventajas:

  • Menores costes en las comunicaciones entre teléfonos de la empresa
  • Menores costes de mantenimiento
  • Extensiones en distintas ubicaciones físicas y móviles
  • Funciones avanzadas